1 de marzo de 2015

AGENT CARTER (2015)











Bueno, después de un largo tiempo sin publicar aquí, retomo este blog.

Y lo hago con una de las series de Tv que más había estado esperando y en la que había puesto unas enormes expectativas. Se trata de la serie protagonizada por Peggy Carter, la protagonista femenina de Capitán América: El Primer Vengador (Joe Johnston, 2011), de la que esta serie es spin-off.

Un personaje que ha demostrado con creces poder volar por sí mismo.

La serie tiene lugar en Nueva York, en 1946. Tras el fin de la II Guerra Mundial y la muerte del Capitán América, Peggy Carter (Hayley Atwell) continúa trabajando como agente de la Reserva Científica Estratégica (SSR). Sin embargo, como le ocurre a muchas mujeres, se ha visto relegada por el sexismo imperante de la época. Mientras, en su vida civil entabla amistad con Angie (Lyndsy Fonseca), una joven aspirante a actriz que trabaja como camarera.

Un día recibe la inesperada visita de Howard Stark (Dominic Cooper), quién ha sido acusado de vender su tecnología a enemigos del país. Este, como amigo, le pide que le ayude a limpiar su nombre a espaldas del SSR y, para ello, le presta a su mayordomo, Edwin Jarvis (James D´Arcy), para que le ayude. Ella y Jarvis emprenden una peligrosa misión que pronto les enfrenta contra una peligrosa organización a la vez que ella trata de evitar ser descubierta por su jefe, Roger Dooly (Shea Whigham) y sus compañeros, Daniel Sousa (Enver Gjokaj) y Jack Thompson (Chad Michael Murray).


Son muchas las cosas que me gustaron de Capitán América: El Primer Vengador.

Una de las que más fue Peggy Carter. El personaje era excelente –a pesar de las libertades que se tomaron con su homólogo en los cómics, estaba en las antípodas de ser la típica chica-florero de las películas de acción y, a pesar de su rol secundario, gozaba de un gran protagonismo e, incluso, llegaba a ensombrecer en más de una ocasión al propio Chris Evans. A esto ayudó mucho el estupendo trabajo de Hayley Atwell, quién dotó al personaje de vida propia con su maravillosa interpretación.

Fue un personaje que caló mucho en mí y supe en seguida que tenía potencial para protagonizar sus propias historias. Pero, por entonces, creía que eso no iba a pasar nunca, ya que creía que el estudio no iba a saber ver el diamante en bruto que tenían en sus manos.

Sin embargo, subestimé a Marvel Studios y me alegro mucho de haberme equivocado.

Porque se ve que Marvel Studios se dio cuenta, al igual que yo, del potencial que tenía esta heroína y, además de introducirla como anciana en Capitán América: El Soldado de Invierno (Anthony y Joe Russo, 2014) y mediante flashbacks en Los Vengadores: La Era de Ultron (Joss Whedon, 2015) y la serie Agents of SHIELD,  han decidido otorgarle el protagonismo que merecía en una serie de Tv.

Antes, decidieron hacer una prueba haciendo que protagonizara un cortometraje Marvel One-Shot. Dicho cortometraje fue dirigido por Louis D´Esposito y se estrenó en los extras del Blu-Ray de Iron Man 3 (Shane Black, 2013) logrando una muy buena aceptación, lo que terminó de convencer al estudio para lanzarse a hacer la serie, la cual ha finalizado recientemente su primera temporada, compuesta de ocho episodios de una trama única.

La serie fue estrenada por la ABC el pasado 6 de enero y tuvo un buen arranque con 7 millones de espectadores. No fue un arranque tan espectacular como el que tuvo en su día Agents of SHIELD. Sin embargo, esta serie rápidamente se desplomó de una manera fulminante y recibió opiniones muy negativas. Agent Carter, por su parte, también bajó, pero fue un descenso más moderado, logrando una media de 5 millones de espectadores. Además, las opiniones de la gente son mucho más entusiastas que las que tuvo Agents of SHIELD.

Aún así, su renovación por una segunda temporada no es algo seguro.


Yo, desde luego, espero que la renueven, porque la serie me ha encantado. Me he visto ya los ocho episodios que componen la primera temporada y he disfrutado enormemente con cada capítulo. Además, me agrada decir que mis expectativas no solo se han visto cumplidas, sino que hasta se han superado.

Alguno pensará que peco de demasiado entusiasta y que mis deseos por ver esta serie y lo mucho que me gusta este personaje estén influyendo en mi decisión. Pero, como ya he dicho muchas veces, soy una persona totalmente sincera y, si la serie me hubiera decepcionado, lo diría a las claras.

Pero no es así. La serie me ha gustado mucho y os voy a decir las razones.

Técnica y visualmente, la serie es impecable. Para empezar, la ambientación en los años 40 es formidable gracias, especialmente, a un maravilloso diseño de producción. Además, los elementos retro-futuristas que tanto me gustan están muy bien insertados en la historia. Las escenas de acción están muy bien rodadas y los efectos especiales están de lo más logrados.

En tramas y guiones, la serie también está muy acertada. La historia atrapa desde el primer momento y va progresando a medida que la serie avanza, logrando que al final de cada episodio te mueras de ganas de ver el siguiente. Todo muy bien acompañado de unos muy buenos diálogos y situaciones. Además, el componente crítico con el sexismo está muy bien introducido en la historia y a un buen nivel, sin llegar a convertir la serie en un panfleto feminista, pero de tal forma que no resulta indiferente.

Sin embargo, quién más hace que esta serie funcione es, sin duda, Peggy Carter.

Hayley Atwell no solo repite el gran trabajo que hizo en la película del Capitán América y en el corto Marvel One-Shot, sino que, incluso, llega a superase. Cada vez está más metida en el personaje y cada vez está más fantástica, llenando la pantalla cada vez que sale. Es ya imposible imaginarse a este personaje sin que sea ella quién lo interprete.

Lo mejor de todo es que ella, por si sola, puede llevar sobre sus hombros todo el peso de la serie. Sin embargo, no le es necesario, porque la serie se nutre de una plantilla de buenos secundarios, tanto en el bando de los buenos como en el de los malos, que hacen también un muy buen trabajo.

De todos, quién más destaca es, sin duda, James D´Arcy. El tipo está fantástico en el papel de Edwin Jarvis, derrochando carisma en todo momento y logrando ser un excelente contrapunto para la protagonista. Admito que, al principio, me echaba para atrás el hecho de que le colocaran un compañero a Peggy Carter pero, rápidamente, cambié de opinión al ver la gran química que hay entre los dos actores y como va progresando la relación entre los dos personajes, llegando a crearse un gran vínculo entre los dos. Para mí este personaje es casi tan imprescindible en la serie como la propia Peggy Carter.


Por lo demás, es muy de agradecer que hayan sabido guardar muy bien el vínculo que tienen con el universo cinematográfico de Marvel Studios. Dado que esta temporada se ambienta antes del cortometraje, no muestra todavía los inicios de SHIELD, que era algo que se esperaba. Pero si introduce varios elementos claramente reconocibles para cualquier fan marvelita; el más claro de todos, los inicios del programa Viuda Negra.

Otra cosa que ayuda es el contar con Howard Stark, de nuevo interpretado por Dominic Cooper, como personaje recurrente, la aparición en un episodio de Neal McDonough como Dum Dum Dugan y cierto cameo sorpresa que hay al final de la temporada que no voy a revelar, pero si decir que enlaza muy bien con todo este universo.

Resumiendo.


La serie es estupenda. Me ha gustado mucho, he disfrutado viéndola y hace mucha justicia con Peggy Carter. Ojalá tenga más vida después de esta primera temporada. Porque, desde luego, se lo merece.