24 de febrero de 2014

ROBOCOP (2014)

















Vamos con una película a la que le tenía bastantes ganas: el reinicio de la ya mítica película de Paul Verhoeven. Y, como digo siempre, mi opinión sobre ella es totalmente sincera y basada en mi propio criterio, sin dejarme influenciar por opiniones de otros.

Esto lo quiero dejar claro desde el principio.

En el año 2028, OmniCorp es una gran corporación que domina el mercado de los robots de guerra, los cuales resultan tan eficaces que ya no hace falta enviar soldados a los países en guerra. Sin embargo, sus ambiciones de construir robots para mantener la ley y el orden en las ciudades de EEUU se ve frenada por una ley elaborada por el senador Hubert Dreyfuss (Zach Grenier) que prohíbe el uso de robots dentro de territorio estadounidenses. Omnicorp cuenta con el apoyo de Pat Novak (Samuel L. Jackson), un presentador de Tv tan influyente como manipulador, pero no consiguen que se derogue la ley.

Es por ello que el presidente de OmniCorp, Raymond Sellars (Michael Keaton), idea un plan para poder saltarse esa ley creando un nuevo tipo de producto: una especie de fusión de hombre y máquina. Para ello cuenta con la ayuda del Dr. Dennett Norton (Gary Oldman), un importante científico especializado en prótesis robóticas; Norton no está conforme con esto, pero se ve obligado a participar ya que OmniCorp financia sus investigaciones. Tras tantear varios policías lisiados, finalmente encuentran al candidato perfecto en Alex Murphy (Joel Kinnaman), un honrado policía de Detroit que quedó gravemente mutilado cuando un poderoso narcotraficante al que perseguía trató de matarle con una bomba. Tras conseguir convencer a su esposa, Clara Murphy (Abbie Cornish), para que dé su consentimiento, Norton comienza el proceso para convertir a Murphy en el nuevo protector de la ciudad: RoboCop.


Robocop (1987) no es solo la película con la que el gran Paul Verhoeven se dio a conocer en el cine americano, sino que es ya toda una película de culto y un film imprescindible para los amantes de la acción y la ciencia ficción e, incluso, del cine en general. Realizar una nueva versión de semejante film era algo muy complejo y arriesgado.

El proyecto de realizar una nueva versión de Robocop comenzó en 2005, cuando dio comienzo el proyecto que desembocaría en la película que ahora nos ocupa. En un principio, el director iba a ser Darren Aronofsky mientras David Self se haría cargo del guión.

En 2008 todo parecía ir viento en popa. Aronofsky y Self eran confirmados oficialmente en la Comic-Con de San Diego y se fijó el verano de 2010 para el estreno de la película; incluso se publicó un poster del futuro film que afirmaba que Robocop llegaría en 2010.

Sin embargo, el proyecto se demoró mucho por varias razones -una de ellas, los problemas económicos por los que atravesaba MGM; aunque también influyeron los problemas de agenda de Aronofsky -y al final el estreno se retrasó hasta 2011. Pero el proyecto siguió retrasándose y todo parecía indicar que ni tan siquiera iba a llegar a ese año. Al final, tantos retrasos hicieron que Aronofsky abandonara y la película se quedara huérfana de director. Self también terminaría abandonando.

El proyecto quedó en un punto muerto hasta que, en enero de 2011, MGM decidió ponerse las pilas con él y lo reavivó junto a Sony Pictures poniendo al frente como nuevo director al brasileño José Padilha, quién había logrado un gran éxito en su país de origen con la estupenda Tropa de Elite (2007). El estreno fue originalmente fijado para agosto de 2013, aunque luego se retrasó hasta febrero de 2014.

A la película no le están yendo las cosas bien; al menos, no tan bien como se esperaba.

Con un presupuesto de 100 millones de dólares, en EEUU solo lleva recaudados 43 millones de dólares y todo parece indicar que no logrará llegar a los 100 millones en territorio estadounidense. Otra cosa es la taquilla mundial, donde al film acaba de llegar a los 100 millones, haciendo que su total sea de 143 millones de dólares. Sin duda, será la taquilla internacional laque salve a esta película del desastre, pero no hay duda de que no está haciendo la recaudación que se esperaba de ella.

¿Y qué me parece a mí esta película?

Pues bien.

He leído y escuchado muchas opiniones sobre este film y todas se dividen en dos grupos. Están los que machacan a la película directamente desde el más puro fanatismo, considerando esta nueva versión una aberración incluso desde antes de haberla visto. Y luego están los que la consideran muy inferior a la película original pero, aún así, no les parece un mal film.

Yo, desde luego, me inclino más por este segundo grupo, puesto que la película ha sido lo que me esperaba; ni más ni menos.

Comparándola con la original, la película sale perdiendo en todos los sentidos. Esta nueva versión se queda muy detrás de la maravillosa película de Verhoeven y no se acerca ni de lejos a los logros de aquella.

Pero, aún así, no me parece una mala película. Al contrario, me parece una película muy bien hecha y bastante apreciable.


José Padilha hace un muy buen trabajo a pesar de que se vio muy limitado a causa del estudioque, entre otras cosas, le impuso la calificación PG-13, obligándole a reducir el contenido violento que tanto caracteriza a la película original; y es una pena, porque la violencia y la mala leche de la que el director hizo gala en Tropa de Élite le venían como anillo al dedo para una película de Robocop.

Sin embargo, el tipo ha sabido solventar esto de una manera bastante inteligente gracias a un eficaz montaje y el uso de la iluminación. Gracias a esto, ha podido meter cosas violentas en la película, como cuando uno de los ED-209 mata a un niño al principio o cuando Robocop se venga del tipo que ordenó su asesinato atacando su organización y provocando una auténtica matanza; puede que no veamos sangre o gore, pero el lugar queda totalmente sembrado de cadáveres.

Otra cosa que me gusta de él es que, a pesar de introducir varios homenajes a la cinta original, no trate de imitarla en todo momento. Hay gente que se queja de que no haya metido esos famosos planos en primera persona de Robocop cuando está siendo construido; pero yo me alegro, porque de haber visto esos planos en esta película me habrían parecido como ver los títulos de crédito iniciales de Superman Returns.

Luego la película tiene unas muy buenas escenas de acción, unos efectos especiales de lo más logrados y un notable diseño de producción.

Tal y como dije cuando salieron las primeras fotos, el diseño de este nuevo Robocop me convence, tanto el primer diseño -mas asemejado al original -como el segundo de color negro apesar de que se asemeja al traje del Batman de Nolan, no lo voy a negar. Pero a mí no me parece malo. También los nuevos ED-209 están muy logrados, lo mismo que los robots que utilizan para los entrenamientos o los robots voladores.

Pero, sin duda, lo que más acertado de esta película es, sin duda, el reparto. Comenzando por su protagonista, Joel Kinnaman, quién hace una interpretación bastante correcta, aunque dista bastante de ser brillante y el tipo al final queda algo empequeñecido por los grandes secundarios; pero, de todas formas, está bastante bien en su papel.

Abbie Cornish está fantástica como esposa del protagonista, quién adquiriere mucha más relevancia en esta nueva versión.

Gary Oldman hace un trabajo brillante como creador de Robocop; su interpretación es de lo mejor de la película, sin ninguna duda.

Samuel L. Jackson también está genial como presentador manipulador a pesar de su poca presencia en la película. Por otro lado, su look es un tanto ridículo; vale que quieran satirizar la manipulación de los medios de comunicación, pero ese aspecto no me parece el más adecuado.

Jackie Earle Haley está tan impresionante como siempre; nada más que añadir.


En cuanto a Michael Keaton, el tipo está muy bien en su papel y hace un estupendo trabajo como villano principal. El problema es que su personaje no está bastante bien definido en el guión, no llegando a parecer el villano principal hasta ya casi al final de la película. El tipo parece más el ejecutivo sin escrúpulos que suele aparecer en este tipo de películas para dar por culo en lugar del auténtico villano, no sé si me explico. Creo que han intentado hacer una mezcla entre los personajes de Miguel Ferrer y Ronny Cox de la original, pero no les ha salido del todo bien.

Este es uno de los puntos negativos de la película, la cual tiene unos cuantos. Uno de ellos es la escena final en la azotea del edificio, la cual podría haber estado algo más trabajada. También está que se nota que a la película le falta metraje; sin duda, el montaje final era algo más largo y el estudio obligó a cortarlo.

En definitiva, este nuevo Robocop no está mal del todo. Se nota que José Padilha la ha realizado tomándose la película original bastante en serio y no intenta en ningún momento superarla o igualarla; lo cual hubiera sido un completo suicidio.

A mí la película me ha gustado. Como reboot es muy inferior a la película de 1987, pero como film de acción y ciencia ficción está bastante bien, se disfruta de principio a fin y entretiene bastante. Como ya he dicho antes, esto es lo que me esperaba de esta película y, como veis, no me ha defraudado.


Y, desde luego, yo prefiero mucho mas esta película que la regulera Robocop 2 (Irvin Kershner, 1990) y la nefasta Robocop 3 (Fred Dekker, 1993).






6 comentarios:

NachoMasacre dijo...

Ciertamente me encuentro en los que no esperaban nada de este remake, no por el lado de que tocaran la original (un clásico), sino por todo lo que paso durante la producción, las trabas que le impusieron a José Padilha, un director de lo mas solido, que se vio presionado por los chupasangres de arriba ´para lograr algo para todas las audiencias. Su trabajo en ambas entrega de Tropa de Elite es notable, y comparto contigo que ese toque de violencia y ritmo hubiera sido ideal para este remake.

Quizás la vea en formato casero, pero no en cine, por las mencionadas razones, y una en particular que me molesto, el traje que tiene antes del negro lo encontré muy bueno, pero no me compre el que usa la mayoría de la película, puede que suene una razón simplona, pero la actualización del traje clásico me gusto y deberían haberlo dejado con esa, y no la versión de Batman.

No reclamo por que no hayan litros de sangre (para eso tengo Dredd), pero sí que le hubieran dado más libertad al director que tenían y que ojala a futuro Padilha pueda mostrar todo su talento en el cine yankee.

Saludos Axa, como siempre un gusto visitar tu blog.

TRAFFIC-CLUB
El Calabozo Moralmente Incorrecto

AXA dijo...

Cierto, Padhila es un director que podría aportar bastante al cine americano. Yo espero que la taquilla de RoboCop al final sea aceptable y le den otra oportunidad; aunque, esta vez no le corten tanto las alas como aquí

Israel Campos dijo...

La verdad, a mí me ha dejado algo frío; creo que la película es muy inferior a la original pero, en compensación, logra entretener sin problemas. A parte de ciertos momentos con los efectos especiales (creo que el mejor es ese en el que vemos que Murphy solo es un rostro, tráquea pulmones y corazón) lo más destacable de la peli son Oldman y Keaton.
Coincido contigo en que le hace falta un malo mucho más definido y "malvado" que el que vemos aquí. Aunque las comparaciones son odiosas, el de la peli de Verhoeven dejó el listón muy alto.

Muy buena reseña.

Nos leemos.

NachoMasacre dijo...

Exacto, se merece mas que una oportunidad, espero su proximo proyecto sea algo mas personal, o de menos presupuesto, donde el estudio no meta tanta mano.

Saludos de nuevo.

AXA dijo...

Israel: Gracias.

Veo que coincidimos en varias cosas. Y es que, aunque la película sea muy inferior a la original, no significa que también tenga que ser mala.

A mi también me encantó esa escena en la que vemos lo que queda del cuerpo de Murphy; olvidé mencionarla en la review

AXA dijo...

Nacho: Pues si. Espero que Hollywood no lo deje escapar porque necesita buenos directores como él