15 de junio de 2013

SUPERMAN RETURNS (2006)




















Después de aquel desastre que fue Superman IV: En Busca de la Paz yo pensaba que no se podía hacer algo peor que aquello. Una gran equivocación, porque la película que nos ocupa ahora demuestra que, aún contando con mas dinero, mas medios y un director muy bueno gozando de total libertad, se puede hacer una cagada todavía mayor.

Pero vayamos por partes.

Cinco años después de que se fuera al espacio a inspeccionar unos restos de su planeta natal, Krypton, Superman (Brandon Routh) regresa a la Tierra encontrándose con muchos cambios. Uno de ellos tiene que ver con su gran amor, Lois Lane (Kate Bosworth), quién ha rehecho su vida con Richard White (James Marsden), el sobrino de Perry White (Frank Langella), con quién tiene un hijo llamado Jason (Tristan Lake Leabu). Además, ella ha publicado un artículo de mucho éxito que hasta le ha valido el Pulizzer donde explica que el mundo no necesita a Superman. Esto le hará tener que recuperar su lugar en el mundo, como Superman y como Clark Kent. Mientras, Lex Luthor (Kevin Spacy), que salió de la cárcel gracias a que Superman no estaba en la Tierra para testificar contra él en un juicio, ha logrado heredar una gran fortuna de una anciana multimillonaria y se dirige hacia la Fortaleza de la Soledad en el Polo Norte, donde roba los cristales que guardan el secreto de la tecnología de Krypton, los cuales piensa utilizar para conseguir su propio país y tener de una vez su propia tierra.

Antes de empezar a analizar la película, pongámonos en antecedentes.

Tras el fracaso de Superman IV: En Busca de la Paz (Sidney J. Furie, 1987), la Cannon no solo no pudo hacer esa quinta entrega que tenían planeada con el chapucero Albert Pyun como director –salían de Guatemala para meterse en Guatepeor –, sino que también perdieron los derechos de Superman, los cuales regresaron a Alexander Salkind y su hija Ilya Salkind. Estos quisieron seguir adelante con la quinta entrega, la cual pusieron el título provisional de Superman: The New Movie. Pero la cosa no salió adelante; especialmente, porque ni Christopher Reeve ni ningún otro miembro del reparto original quería ya participar y, esta vez, no pensaban dejarse engañar otra vez.


Superman quedó unos años en el olvido hasta que a principios de los 90 volvió a resurgir gracias, especialmente, al éxito del cómic La Muerte de Superman (1992), el cual marcaría los siguientes proyectos cinematográficos del hombre de acero.

En 1993, la Warner compró los derechos a los Salkind y pusieron en marcha su propio proyecto, poniendo al frente al productor Jon Peters, que ya había producido para ellos las películas de Batman de Tim Burton: Batman (1989) y Batman Vuelve (1992).

El primer proyecto que se puso en marcha fue Superman Reborn, el cual contaba con un guión de Jonathan Lemkin cuya historia contaba como Superman moría a manos de Doomsday pero, antes, había concebido un hijo con Lois Lane, el cual nace y se convierte en Superman renacido. Pero a la Warner no le convencía esta historia y ordenó a Gregory Poirier que lo reescribiera. Sin embargo, ninguna de las muchas reescrituras que sufrió el guión gustó al estudio y este terminó por desechar este guión y escoger otro.

El elegido era un guión titulado Superman Lives, que Kevin Smith escribió en el verano de 1996 y que tenía como villanos a Lex Luthor, Brainiac y Doomsday y también se centraba en la muerte y posterior resurrección de Superman. El guión gustó al estudio, que puso en marcha el proyecto en 1997. Como director fue elegido Tim Burton y el actor que iba a dar vida al hombre de acero era Nicolas Cage, quién acogió el papel con gran entusiasmo ya que es un gran fan del personaje; hasta el punto de que a uno de sus hijos le puso como nombre Kal-El.

No obstante, después de varios meses de pre-producción, la Warner canceló el proyecto en abril de 1998. La razón oficial fue que el estudio, con el fracaso de Batman y Robin (Joel Schumacher, 1997) aún en el cuerpo, veía que el presupuesto de 190 millones que iba a tener la película era demasiado para un film que iba a resultar demasiado oscuro y mas cercano a las películas de Batman que había dirigido Burton –especialmente, Batman Vuelve –que a las películas protagonizadas por Christopher Reeve.

No obstante, hay otras razones. Una de las mas sonadas fue la mala relación entre Burton y Smith, ya que al director de Eduardo Manostijeras no le terminó de convencer aquel guión y no paraba de reescribirlo, provocando elenfado y la salida de Smith del proyecto; además de una enemistad entre ambos cineastas que aún hoy perdura. Otra de las razones fue las continuas injerencias de Jon Peters –el peluquero de Barbra Streisand metido a productor de cine –, quién no paraba de sugerir chorradas para la película, como que Superman no llevara capa y no pudiera volar, que Brainicac tuviera un robot gay de ayudante –no es coña, lo juro –o que se incluyera un araña gigante; el tipo estaba emperrado en meter una araña gigante en sus proyectos, algo que consiguió en Wild Wild West (Barry Sonnenfeld, 1999).


Tras la cancelación de Superman Lives, el hombre de acero estuvo unos años en estado comatoso sin ningún proyecto en el horizonte; aunque estuvo cerca de verse las caras en la pantalla grande con Batman en un proyecto que iba a dirigir Wolfgang Petersen con guión de Andrew Kevin Walker que también fue cancelado.

Sin embargo, la cosa cambió en julio de 2002, cuando los éxitos de Blade (Stephen Norrington, 1998), X-Men (Bryan Singer, 2000) y, sobre todo, Spiderman (Sam Raimi, 2002) pusieron de nuevo de moda las adaptaciones de cómic.

Por esa época la Warner puso en marcha un nuevo proyecto titulado Superman: Flyby que contaba con un guión escrito por J. J. Abrams, quién también tenía pensado dirigir el film. Sin embargo, este todavía no era el director de Star Trek (2009) o Super 8 (2011) y el estudio buscó a otro como director. El elegido fue Brett Ratner pero, tras varios meses trabajando en la pre-producción del film, abandonó el proyecto cuando la Warner se negó a concederle los 400 millones de dólares que pedía de presupuesto para que la película fuera tan espectacular como el guión de Abrams.

Su sustituto fue McG, quién también trabajó varios meses en la pre-producción de la película, pero también abandonó el proyecto cuando la Warner se empeñó en rodar la película en Australia para abaratar costes, lo cual supondría al director, que tiene pánico a volar, a terner que viajar en avión.

Tras este segundo abandono, Ratner regresó a la dirección y la cosa pareció volver a tomar vuelo. Sin embargo, el proyecto no conseguía arrancar de una vez y ninguno de los implicados parecía saber como sacarlo adelante y el director terminó por irse otra vez.

La cosa cambió tras un cambio de directiva en la Warner y se decidió coger el toro por los cuernos. Bryan Singer, director de X-Men y su secuela, X2 (2003), fue fichado en julio de 2004 para hacerse cargo del proyecto como director y productor. Esto supuso el no poder dirigir la tercera entrega de la franquicia mutante, X-Men: La Decisión Final (2006); la cual, paradógicamente, terminó en manos de Ratner.

Nada mas llegar, Singer se trajo a muchos de su equipo habitual y empezó a hacer cambios. Rechazó el guión de Abrams y tiró a la basura todo lo hecho hasta entonces e ideó un proyecto completamente diferente que no sería ningún reinicio, sino una continuación directa de Superman (Richard Donner, 1978) y Superman II (Richard Lester, 1980) que ignoraba por completo a Superman III (Richard Lester, 1983) y la ya mencionada Superman IV: El Busca de la Paz. Él mismo ideó el argumento de la película, contratando a los guionistas Michael Dougherty y Dan Harris para que lo convirtieran en guión.

Así surgió esta Superman Returns que nos ocupa. Una película que despertó enormes expectativas. Tantas que el estudio invirtió 250 millones de dólares en ella y hasta, unos meses antes de su estreno, puso en marcha una secuela, Superman: The Man of Steel, prevista para el año 2009.

Al final, la película tuvo un resultado desigual. En EEUU recaudó 200 millones de dólares e hizo 191 millones mas en el resto del mundo, con lo que su recaudación total de 391 millones de dólares. Con todo esto, la película tan solo cubrió costes e hizo algo de dinero, lo cual no es muy buena noticia para un film con un presupuesto tan enorme. La Warner esperaba que, al menos, la película hiciese mas de 500 millones de dólares en la taquilla mundial; cifra a la que ni se acercó.


Sobre como fue recibida, la mayoría de los críticos la recibieron con alabanzas; algunos hasta decían que era la mejor adaptación de cómic que se había hecho en la historia del cine. La otra cara de la moneda fue el público. La mayoría de la gente que la vio salió echando pestes de ella; especialmente los fans de los cómics, que rápidamente la pusieron en la lista negra; por no decir que casi linchan a Singer cuando a este se le ocurrió la “genial idea” de pasarse por la Comic-Con de San Diego.

¿Y que opino yo de esta película?

Pues bien. En su día me hice muchas ilusiones y unas enormes expectativas con este film. Como ya he dicho muchas veces, Superman no está entre mis superheroes favoritos, pero si me interesan mucho sus películas cuando hay un buen director detrás. Y aquí contaban con Bryan Singer, que es un director muy bueno y, además, venía de hacer un muy buen trabajo en las películas de X-Men, por lo que mi confianza en él era muy grande. Luego estaba que justo un año antes me había llevado una de las mayores alegrías de mi vida con Batman Begins (Christopher Nolan, 2005) y creía que la Warner se había puesto las pilas de una vez con las adaptaciones de DC.

Es cierto que los trailers, imágenes y demás material promocional del film no mostraban mucha espectacularidad y, además, había algunas cosas que echaban un poco para atrás, como el traje del superhéroe –algo de lo que hablaré mas adelante –. Tampoco la sinopsis oficial ayudaba mucho; por no hablar de que, una vez mas, volvían a contar con Lex Luthor como villano principal. Sin embargo, yo guardaba la esperanza de que se nos estuvieran ocultando cosas y la película estuviera llena de sorpresas ocultas. Por ejemplo, pensaba que habría mucha mas espectacularidad que la vista en los trailers, una trama oculta mas compleja y algún villano mas poderoso escondido, como Bainiac o Doomsday, o que el plan de Luthor fuera mucho mas megalómano. Encima, unos meses antes salió el trailer del videojuego de la película donde se veía a Superman luchando contra extraterrestres y robots gigantes, dando un idea muy diferente de lo que era la película en realidad.

Luego estaba el asunto del presupuesto. 250 millones de dólares todavía eran una burrada en el año 2006 y yo me negaba a creer que se fueran a pulir un dineral como ese en una película tan simple. Yo me esperaba una película de lo mas espectacular, que hiciera vibrar todo el cine y provocara saltos en la butaca. Que fuera la película de Superman que todo el mundo estaba esperando.

Con esas ilusiones fui al cine con la esperanza de encontrarme con una película que me dejara la boca abierta.

Y si, salí del cine con la boca abierta, pero a causa de los bostezos. Hacía años que no me había aburrido tanto en un cine –tuve que hacer esfuerzos titánicos por no dormirme –y haber salido con una sensación de decepción tan enorme; y supongo que los que también estaban en el cine sintieron algo parecido, porque la gente salía con cara de volver de un funeral.

Yo, mientras, en mi cabeza no paraba de darle vueltas a una pregunta:




¿250 MILLONES PARA ESTA PUTA MIERDA?




Como ya he dicho antes, Singer es un buen director y su trabajo en las películas de X-Men fue muy bueno. Pero aquí se equivocó de medio a medio.

Para empezar, fue un completo error tratar de emular la película de 1978. Porque eso es lo que es en realidad esta película; lo de continuar la saga después de la segunda entrega solo es una excusa. Esto queda claro de los títulos de crédito iniciales que, por mucho que digan que son un homenaje, para mi fueron un plagio en toda regla; además, ya la escena que precede a esos créditos con esa tan reconocible música de fondo es para mi homenaje suficiente. Tal es la obsesión de Singer por emular a la película de Richard Donner que hasta trajo de vuelta a Marlon Brando como Jor-El utilizando las escenas de él que se rodaron para Superman II; las cuales ya podían utilizarse debido al fallecimiento del actor en 2004.

Los defensores de esta película siempre me atacan con los mismos argumentos: “que si es una película seria y profunda”, “que si se centra mas en los personajes y las relaciones humanas”, “que si es que no te ha gustado porque solo buscas acción”, “que si no he dicho ya suficientes gilipolleces”...

Vamos a ver.

Para empezar, yo no ataco esta película por ser seria y profunda; de ser así, también machacaría las películas de Batman de Christopher Nolan. Se puede ser todo lo serio y profundo que quieras en una adaptación de cómic, pero hay que ser consciente también con lo que se tiene entre manos y saber que el público habitual de este tipo de películas no solo va a ver drama y romanticismo, también quiere acción y espectacularidad. Si solo quieres ver drama o amor te vas a ver otro tipo de películas, películas mas de este tipo que las hay a puñados en la cartelera todos los meses del año, no te vas a ver una película de superhéroes.

La película tiene un guión serio y profundo, eso no lo voy a negar. Pero ¿de que narices sirve esto cuando a penas se tiene argumento? Porque el argumento de este film es mas plano que el encefalograma de Nuria Bermúdez. Si construyes una casa muy bonita y majestuosa, pero lo haces sobre unos cimientos muy malos, la casa termina por derrumbarse. Pues eso es lo que ocurre con el guión de esta película, que por muy bueno que sea, si no tiene una buena historia a la que agarrarse, al final el resultado es...




...UN AUTÉNTICO COÑAZO.




Porque la película aburre hasta a las piedras. Es TAN LENTA que llegas a tener deseos de abrirte las venas en determinados momentos y luego no ayudan nada sus diálogos, que no son malos, pero resultan de lo mas cansinos, llegando a haber momentos a lo largo del film en los que te la sopla lo que estén hablando los personajes. Y si a todo eso le metemos cosas como que el hijo de Lois resulta ser hijo de Superman o hacer que el hombre de acero termine en el hospital, ya es que llegas a creerte que estás viendo un culebrón tipo Santa Bárbara.

La cosa se anima un poco con las escenas de acción, pero estas son pocas y contadas.

Aunque eso no es lo peor. Lo peor es que se nota mucho que están metidas con calzador y, encima, son de lo mas forzadas; ¿un transbordador espacial despegando de un avión de pasajeros en pleno vuelo?, eso es ir provocando.

Encima, algunas llegan a resultar hasta ridículas en la forma en que están tratadas. El mejor ejemplo es la secuencia del atraco por parte de unos atracadores armados hasta los dientes con un arsenal mas propio de un ejército con el que podrían invadir hasta 10 repúblicas bananeras, todo para que no parezcan muy insignificantes frente a Superman. Aunque, eso termina importando, porque Superman llega y se los carga sin ningún problema –encima, todo a cámara lenta, por si no nos hubiéramos aburrido ya suficiente –; aunque no llegamos a verlo.


Y esa es otra, porque, al menos, podrían haber hecho esa escena mucho mas espectacular y densa. Los atracadores podrían haber sacado un lanza-misiles o que tuvieran el apoyo de un helicóptero de combate artillado –o un tanque, ya que estamos –, cualquier cosa que le hubiera puesto las cosas al hombre de acero un poco mas difíciles y les hubiera dado a los atracadores la oportunidad de presentar batalla antes de ser derrotados y detenidos. Pero no, tan solo vemos como Superman baja, le rebotan las balas en el cuerpo –incluido en su ojo –y ya está, se termina la escena con una sonrisita del protagonista. Algo así podría haber sido un bombazo en 1978 pero, en 2006, dudo mucho que impresione a alguien.

Otra cosa que no ayuda nada es el reparto, empezando por su protagonista. Físicamente, Brandon Routh encaja muy bien en el personaje –incluso guarda cierto parecido con Christopher Reeve –, pero mas soso y falto de carisma no puede ser. Kate Bosworth, a parte de que su interpretación deja mucho que desear, carece por completo de la fuerza y la garra de su personaje; además, a pesar de ser muy bella, no consigue darle el toque sexy que posee en los cómics y que, de momento, no han sabido dárselo en las películas. Kevin Spacey es un excelente actor y, la verdad, no se me ocurre mejor interprete para dar vida a Lex Luthor después de Gene Hackman; sin embargo, en esta película no hace, precisamente, uno de sus mejores trabajos y, encima, el personaje está muy mal tratado en el guión, sin que a penas se parezca en nada al interpretado por Hackman.

Luego, encima, hay muy buenos actores como Frank Langella, Sam Huntington –que interpreta a Jimmy Olsen –o Parker Posey –que da vida a Kitty Kowalski, la nueva ayudante de Lex Luthor –, pero todos son desaprovechados terriblemente.

En lo que es el aspecto técnico y visual, la película si está bastante acertada –claro, que con un presupuesto tan enorme, haber hecho todo esto mal hubiera tenido delito –. La ciudad de Metropolis está muy bien recreada, lo mismo que el edificio del Daily Planet o la Fortaleza de la Soledad; aunque, lo que mas me gusta es ese pedazo de yate en el que viaja Luthor y que llega a ser de lo poco impresionante que hay en este film.

No obstante, lo que no me convence para nada es el traje de Superman, a quién vuelven a vestir con una especie de pijama que, practicamente, le hace quedar ridículo. Ya en las películas de Christopher Reeve no me convencía nada esto y aquí mucho menos. Superman necesita un traje como el de los cómics, muy ceñido y de un tejido elástico que marque músculos por todas partes, sobre todo en la parte torácica, dándonos la sensación de ser el superhombre que es. Lo único que este nuevo traje marcaba era paquete, ya que hubo una pequeña polémica –asemejada a la de los pezones de Batman y Robin –cuando vieron que el nuevo Superman marcaba demasiado y esto obligó a los de vestuario a crear un calzoncillo especial para disimulárselo; y no con retoques en post-producción mediante CGI, como se rumoreó en un principio.


De todas maneras, en lo que es el aspecto técnico y visual, la película consigue el aprobado. Sin embargo, esto solo consigue que la nota final supere en poco el 2, quedándose por debajo del 3. Un 2´4 sería la nota que se merece la película al completo, porque el resto de la película es de 0 o de 1 para abajo.

Para mi la película es un bodrio que lo único que consigue es aburrir y abochornar, que carece casi por completo de cosas destacables y que no logra ninguno de sus propósitos. Yo es que la encuentro, incluso, peor que Superman IV porque, como ya dije, con aquella, al menos, disfruté y lo pasé bien cuando la vi con 7 años. En cambio, si hubiera visto con siete año esta película, seguro que hubiera estado durmiendo la mayor parte del tiempo.

Yo lo siento por Bryan Singer, que es un director estupendo y a mi me gusta mucho, pero esta es, sin duda, su peor película. Como ya he dicho, el tipo se equivocó completamente tratando de emular la película de 1978 y su primera secuela en lugar de hacer lo que debía haber hecho, una película completamente renovada mas cercana a los cómics que a las películas protagonizadas por Reeve. El tipo tiene suerte de que Superman no esté entre mis superheroes favoritos porque, de lo contrario, hubiera ido de cabeza a mi lista negra, haciéndole compañía a Joel Schuchacher o a Albert Pyun.

Me alegro de que el tipo haya vuelto a los X-Men, que estos si que se le dan bien. Porque, la verdad, esta es una empresa que le venía grande desde el primer momento.



En resumen, una película solo recomendable para personas con insomnio. Los 250 millones de dólares peor invertidos de la historia.








17 comentarios:

A̶x̶e̶l̶ ̶A̶s̶h̶e̶r̶ dijo...

Buena crítica para tan pésima película. La ubico en la peor de Superman, desafortunadamente es la primera película del Hombre de Acero, me da vergüenza ajena decirlo, pero hoy me he borrado esa decepción gracias a Zack Snyder y Christopher Nolan con Man of Steel. Esta cinta para mi es preciosa, no sólo alivió mi dolor causado por la chatarra fílmica de esta reseña sino que en opinión personal es mejor que las de Reeve, pero todas juntas. Una reinvención magnífica, un Cavill imponente, un Shannon amenazador, un Crowe sabio, una Addams bella y un relato muy interesante, pocos defectos, mucha acción, Superman pelea como en las series de animación de Timm. Las críticas negativas son infantiles, injustificadas y mediocres.

Quizá cuando la veas la ubiques en el rincón de las muy buenas o en las buenas y no en el de obras maestras pero para mí la ubico en el rincón de las magistrales.

Como diría Kevin Smith "Batman es angustia, Superman es esperanza" ¿Te gusta mas la angustia que la esperanza? Yo vivo y aprendo de la esperanza gracias a Superman, mejor dicho, a Man of Steel.

¿Sabías que en Superman Doomsday sale la araña mecánica y hay un cameo de Kevin Smith?

T-1000 dijo...

Película totalmente errónea en su concepción....sin pensar ir más allá(por mucho que lois tenga hijo,pareja,etc)...si vuelvo a ver a luthor y que conste que un luthor con el equipo de man of Steel no le haría ascos (pero es hora de poderes,mamporros,algo de introspección y más espectacularidad qu enunca)me tiro d elos pelos...ya aborrezco al personaje por muy malicioso que pueda ser.
En calzoncillos en 2.006...no discrepo en que Singer es un fan de superman,de sobras es sabido,pero no se hasta que punto pensaron en el público y no solamenter en 1.978....

T-1000

AXA dijo...

A̶x̶e̶l̶ ̶A̶s̶h̶e̶r̶: Me alegro que te haya gustado la review y que te haya gustado también Man of Steel, para la que tengo unas expectativas aún mayores que con Superman Returns; aunque aquí tengo mas la impresión de que aquí se verán mas cumplidas.

Y sobre los críticos, ya te dije en el anterior comentario que no hay que hacerles ni caso y, por mucho que se hagan llamar crítica especializada, de especialistas tienen mas bien poco.

No sabía lo de Superman Doomsday porque todavía no he visto esta película. Llevo tiempo queriendo ponerle remedio pero no lo consigo.

AXA dijo...

T-1000: Es que Superman tiene muchos villanos todavía por explotar para que vuelvan a meternos a Lex Luthor; el cual, si vuelve a salir, prefiero que sea de forma mas secundaria.

Anónimo dijo...

Buen review, de acuerdo en casi todo la verdad, no merece mucho la pena. Una pregunta Axa ¿Harás crítica de Posesión infernal (remake)? Gracias. Un saludo :).

Yota dijo...

Un post rematadamente bueno. No comparto tu opinión, pero me has descubierto muchos detalles de antes de la peli que no conocía, así que gracias.

A mi ese tono medio triston me gustó mucho y sólo por ver en el cine la secuencia inicial con la música de John Williams y la escena del avión me di por satisfecho, también es que yo soy fácil de complacer.

Una cosa que me asqueó mucho es que la gente condenase esta película por ser demasiado EMO y luego dan palmas con el Superman de Snyder que a la postre ha sido una puta mierda.

A̶x̶e̶l̶ ̶A̶s̶h̶e̶r̶ dijo...

Que va Yota, Man of Steel es buena, de hecho la pienso volver a ver. Lo que no me gusta es que la mayoría de la crítica piensa lo mismo que tu, hasta llegan a pensar que este Superman es un "remedo de Goku" y eso me entristece y me da coraje. Claro, la crítica le iba mas a este fiasco de Superman de Singer que no es mas que una película romanticona con un argumento muy malo y que al igual que las dos últimas de Christopher Reeve no aportaron nada nuevo al personaje, con actuaciones flojísimas y un Hombre de Acero que mas bien es de Terciopelo encarnado por alguien que no destaca en nada. Un completo fiasco.

Mientras que llegan dos pesos pesados como Snyder y Nolan a darnos una visión nueva, fresca y convincente de Superman adaptando lo mejor de los comics del superhéroe y la crítica por no ver otra película que compita con Los Vengadores le echa hasta los muertos.

Respeto tu opinión Yota, si no te gusto por algo será pero yo diría que este Hombre de Acero es el real del cine, humano, con problemas para adaptarse y con un destino por delante. Espero pronto la crítica de Axa de El Hombre de Acero, quizá este mas de acuerdo conmigo y si no pues para mi Man of Steel queda como la mejor cinta de Superman.

AXA dijo...

Anonimo: Ya vi la de Evil Dead hace tiempo y tenía pensado hacer una review, pero la falta de tiempo y la atención ultimamente a las películas de Superman me lo han impedido. A ver si, cuando publique la review de Man of Steel me animo.

AXA dijo...

Yota: Como ya has visto en mi review lo de EMO no es lo que me ha molestado de Superman Returns.

Pero, bueno, respeto tu opinión aunque no la comparta.

De todas maneras, lo importante es que te haya gustado mi review, lo cual me alegra.

AXA dijo...

A̶x̶e̶l̶ ̶A̶s̶h̶e̶r̶: Ya tengo la crítica de Man of Steel casi lista. Esperaba poder publicarla hoy, pero unos acontecimientos me lo han impedido.

Si nada me lo impide, es muy seguro que la publique mañana.

Nacho dijo...

Por fin me hice el tiempo para dejar mi comentario sobre esta bazofia de película. Esta no la seguí desde que se anuncio, pero sí que espere que se estrenara, gracias a Odin no fui a verla al cine en su tiempo, y no me arrepiento. Espere a que saliera en dvd para verla como corresponde y ciertamente partía prometedora, pero después de la escena (que admito que es una buena escena de acción) la película se va al diablo en un drama soporífero terrible, muy lenta. Pero algo antes.

Tengo que admitir que cuando leí cuando niño la muerte de Superman, el reinado de los Supermen y la vuelta de Kal-El con el traje negro y pelo largo, me gusto bastante y siempre quise en ver algo así en la pantalla grande, o que tuviera ciertas pinceladas. La de Richard Donner la encuentro un clásico y siempre acepte que no tuviera grandes escenas de acción y todo eso, aun la veo y la disfruto por lo que es, un gran relato lleno de emociones y que lo principal son los personajes.

Pero con esta, en pleno 2006, con el director de X-Men 2 detrás, con ILM detrás, inclusive usando la misma continuad y el tema icono de Williams, y terminan dándome este bodrio. Me desilusione tanto, pese a que cambiaron ciertos aspectos que no me molestaron mucho, como el cuestionado traje, o Lois Lane que ahora me daba sueño al verla, o el tema del hijo, pero él no compensar eso con grandes escenas, o mostrar porque Superman es el más grande y reusar a Luthor (aunque me gusto Kevin Spacey) y mas encima de nuevo la trama de querer adueñarse de terrenos, todos esos factores hicieron que odie esta película.

Siempre que la pasan por TV o algún amigo quiere verla, se me sube la sangre a la cabeza y termino enojándome. Quizás hay gente que le guste, cosa muy respetable, pero yo no paso esta ni aunque me la regalen. Espere algo mucho más, con el género superheroico en auge y entregan una muy floja continuación, con un presupuesto y equipo muy desperdiciados.

Gracias Axa por la Review, que lastima que hayan tenido que verla de nuevo, un sacrificio, pero menos mal, su reboot fue todo lo contrario, comentario el cual dejare pronto.

Saludos.

torette dijo...

magnifica descripcion y critica de EL HOMBRE DE ACERO y de acuerdo con T1000 hay grandes villanos,para poder mejorar si hacen una segunda parte

Tigra Pantro dijo...

Me gusta cuando el niño va corriendo por los trigales.... muy lindo, yo también quiero correr saltando así, es como en la pelicula de Hulk, viste? es igual? cuando a él lo persigue la armada, pobrecito, me dio lástima. Bueno adios nos vemos mañana.
Tigrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrra de Argentina.

LUIS M SAEZ dijo...

ami de esta peli me gusto mas lex lutor

AXA dijo...

torette: Gracias. Yo esperaba en la secuela nos deleitaran con villanos como Brainiac o Doomsday, pero ahora que le van a juntar con Batman, no se que villano sacarán. A lo mejor juntan a Lex Luthor y al Joker, como en el guión que Andrew Kevin Walker escribió para la película que iba a dirigir Wolfgang Petersen y que al final no se hizo

AXA dijo...

LUIS M SAEZ: Pues, a pesar de lo gran actor que es Kevin Spacey, este Lex Luthor a penas me gustó. Carece por completo de la gracia del personaje cuando lo interpretó Gene Hackman y del encanto del personaje en los cómics

Paola Monter Uribe dijo...

A mí no me parece que es dinero mal invertido, al contrario Superman regresa me parece que es una buena película, que los actores y el director hicieron un estupendo trabajo, vale la pena verla.