7 de agosto de 2012

BRAVE (INDOMABLE) (2012)








Después de su fallida experiencia en el cine de acción real con John Carter, el estudio Pixar regresa con lo que mejor se le da, el cine de animación, con Brave –que en España lleva el subtítulo de Indomable –, una película original, aunque inspirada en las leyendas populares que dieron píe a los famosos cuentos de hadas de los Hermanos Grimm.

La película se estrenó en EEUU el pasado 22 de junio, pero a España no llega hasta el próximo 10 de agosto. Claro, que yo no quise esperar tanto y me las arreglé para verla en V. O. a principios de julio. No obstante, cosas como el Comic-Con de San Diego y el estreno de The Dark Knight Rises hicieron que olvidara dar mi opinión sobre la película en este blog.

No obstante, recientemente, he podido verla de nuevo –y con mejor calidad, debo decir –, y, aunque tengo pensado verla en el cine cuando la estrenen aquí, pienso que ya es hora de que diga lo que me ha parecido.

La película cuenta la historia de Mérida (voz de Kelly MacDonald), una princesa nórdica guerrera, rebelde e impetuosa, muy hábil con el manejo del arco, hija del Rey Fergus (voz de Billy Connolly) y la Reina Elinor (voz de Emma Thompson). Cuando sus padres, siguiendo la tradición del reino, concertan un duelo entre los primogénitos de los señores mas importantes de Escocia para que el ganador consiga su mano, ella, dispuesta a forjar su propio destino, se revela y participa en el torneo, siendo ella la ganadora. Esto provoca el caos en el reino y la ira de su madre, con quién tiene una fuerte discusión tras la cual Mérida se escapa. En el camino se topa con una extraña anciana (voz de Julie Walters) que resulta ser una bruja. Mérida cree encontrar en ella la solución y le pide un hechizo con que poder cambiar a su madre para que la deje tener su propio destino. La mujer acepta, pero el hechizo traerá consigo peligrosas consecuencias.

Brenda Chapman (El Príncipe de Egipto) fue quién ideó el argumento de este film y quién lo iba a dirigir. No obstante, desacuerdos con el estudio hicieron que abandonara la producción y fuera sustituida por Mark Andrews. Aún así, ha permanecido en los créditos como co-directora, co-guionista y autora del argumento.

Con un presupuesto de 185 millones de dólares, la película ha conseguido recaudar 223 millones solo en EEUU y 118 millones mas en el resto del mundo, haciendo un total de 341 millones de dólares. La película ha sido un éxito, aunque bastante por debajo de lo esperado en comparación a las cifras a las que el estudio nos tiene acostumbrados.

Debo decir que la película me decepcionó un poco cuando la vi por primera vez, ya que esperaba otra cosa, como algo con mas acción, digamos. Además, Pixar se ha sumado también a todo esto de los trailers engañosos; lo digo por ese teaser trailer donde veíamos a la protagonista viéndoselas cara a cara con un oso y que no aparece en la película.

Claro, que la cosa ha mejorado con el segundo visionado y la película me ha gustado mas. Aunque, aún así pienso que la idea de la película era diferente al resultado final. Creo que Brenda Chapman tenía otra historia pensada y hubiera sido interesante verla. Aún así, el resultado es bastante bueno.

Tecnicamente, no entraré en detalles sobre como es la animación, ya que, en el caso de Pixar, la animación es siempre de principal calidad y en esta película nos lo vuelven a demostrar con creces. Todo acompañado por un espectacular diseño de producción. El diseño de los personajes está muy bien. De nuevo vuelven a demostrar que no hace falta darles un aspecto realista para que parezcan mas humanos y que con un aspecto mas de dibujos animados resultan mas creíbles.

A nivel de guión, la película también está muy acertada, aunque comienza a desinflarse un poco en la segunda mitad. Afortunadamente, la cosa mejora con el impresionante climax. Lo mejor de la película es, sin duda, su protagonista, que es de lo mas carísmatica, y la relación que esta tiene con su madre, verdadero eje central de la historia.

Las escenas de acción, aunque pocas, están muy logradas y los momentos cómicos, la mayoría de ellos a cargo de los tres hermanos de la protagonista, no están mal.

Resumiendo.

La película no ha sido lo que me esperaba, pero sus resultados son muy satisfactorios. Una buena película muy digna de los demás trabajos de Pixar, que vuelve a demostrar que, dentro del cine de animación digital, son los mejores y que casi nadie puede hacerles sombra; tan solo la saga Shrek se ha atrevido a pasarles por encima.

Desde luego, si hacen una secuela yo no me la pierdo.