10 de diciembre de 2012

SILENT HILL : REVELATION 3D (2012)




















Mayoritariamente, las adaptaciones de videojuego suelen ser películas nefastas y desastrosas; sobre todo, si las dirige un tal Uwe Boll. Sin embargo, eso no impide que de vez en cuando se hagan buenas películas inspiradas en videojuegos. Una de ellas es Silent Hill (Christophe Gans, 2006), basada en la famosa franquicia de mismo nombre creada por Team Silent en 1998 para la empresa Komani. 

No obstante, no es de ella de la que voy a hablar –ya lo haré en otra ocasión –, sino de su secuela, la cual se ha estrenado este año en EEUU en fechas cercanas a Halloween, pero que aún no ha llegado a España, donde todavía no tiene fecha de estreno; lo que me ha obligado a verla en V.O. por los métodos poco ortodoxos.

El caso es que ya la he visto y puedo hablar de ella.

Rose Da Silva (Radha Mitchell) quedó atrapada en Silent Hill junto a su hija, Sharon (Erin Pitt). Sin embargo, con ayuda de un amuleto, logró sacar a Sharon de ese mundo y se puso en contacto con su marido, Christopher (Sean Bean), para que la proteja de los miembros del culto, los cuales quieren llevarla de vuelta a ese mundo. Así, cambiando de identidad, padre e hija han ido huyendo a lo largo del país escapando de miembros del culto que han sido sacados de Silent Hill para encontrar a Sharon, quién al regresar al mundo real perdió la memoria y no recuerda nada de Silent Hill; aunque tiene varias pesadillas relacionadas con ese mundo.

Años después, Sharon es ya una adolescente (Adelaide Clemens) a punto de cumplir los 18 años y vive en una nueva ciudad bajo la identidad de Heather Mason. En su primer día en el instituto se encuentra con el rechazo de sus compañeros, tan solo un chico, Vincent (Kit Harington), también nuevo, parece tener interés en ella. No obstante, a Heather lo que le preocupa es un misterioso hombre (Martin Donovan) que parece estar siguiéndola. En un segundo encuentro con ese hombre en un centro comercial que empieza a llenarse de los monstruos que pueblan sus pesadillas, la chica vuelve a encontrarse con ese hombre, quién se descubre como un detective privado contratado por el culto para encontrarla, pero es asesinado poco después. Con ayuda de Vincent, Heather regresa a su casa, pero su padre ha desaparecido y en una de las paredes hay pintado un mensaje diciéndole que vaya a Silent Hill. Heather encuentra poco después entre las cosas de su padre una carta donde él le revela su pasado y donde le advierte que, ocurra lo que ocurra, no vaya nunca a Silent Hill. Sin embargo, ella está dispuesta a salvarle y decide ir a ese lugar.



La primera entrega no fue un gran éxito de taquilla, pero si recaudó lo suficiente para que se pusiera en marcha una secuela. Sin embargo, el proyecto se retrasó varios años. Al abandono de Christophe Gans como director se unió el encarcelamiento del guionista Roger Avary en 2009, dejando el proyecto completamente paralizado. No obstante, la cosa cambió en noviembre de 2010, cuando Michael J. Bassett fue contratado para hacerse cargo de la dirección y del guión, matando así dos pájaros de un tiro al poder reemplazar tanto a Gans como a Avary.

Así surgió esta Silent Hill: Revelation 3D, la cual se inspira en el videojuego Silent Hill 3 –uno de los mejores de la franquicia, debo decir –y que ha sido rodada directamente en tres dimensiones, como su título indica.

No obstante, a la película no le está yendo muy bien. En EEUU solo ha hecho 17 millones de dólares y fuera de territorio americano, en los países donde ha llegado a estrenarse, lleva recaudados 27 millones, haciendo un total de 44 millones de dólares. Afortunadamente, su presupuesto ha sido de 20 millones de dólares, por lo que no puede hablarse de fracaso. Sin embargo, los problemas de la película no son económicos. La crítica la está pulverizando y el público la ha recibido con opiniones muy dispares.

Sin embargo, yo estoy aquí para dar mi opinión, la cual, como digo siempre, es totalmente sincera y no está nada influenciada por las opiniones de otros; especialmente, de los críticos. Esto es algo que quiero dejar siempre claro y por eso lo repito tantas veces; sobre todo en películas como esta, donde se que muy poca gente va a estar de acuerdo con lo que voy a decir.

Empecemos.

Yo esperaba esta película con muchas ganas, aunque no con muchas expectativas. Yo esperaba esta secuela con bastantes ganas, ya que la primera me gustó mucho, pero también con pocas expectativas. Esperaba que le hiciera justicia a su estupenda predecesora, pero sin esperarme nada memorable. Además, los trailers e imágenes que iban saliendo, aunque tenían buena pinta, tampoco me entusiasmaban tanto como deberían. Ni tan siquiera el que estuviera detrás de ella el potente Michael J. Bassett, autor de las curiosas Deathwatch (2002) y Wilderness (2006) y de la estupenda Solomon Kane (2009), terminaba de convencerme del todo.


Sin embargo, me he llevado una gran sorpresa cuando la he visto. Y es que esta película no solo ha llegado a gustarme, sino que me HA ENCANTADO y hasta la he encontrado MEJOR que la primera; algo que creía imposible.

Bassett la ha dirigido estupendamente y se nota que se ha tomado muy en serio los videojuegos que adapta. Como ya he dicho, su principal fuente de inspiración es el videojuego Silent Hill 3, aunque también hay reminiscencias a otros videojuegos de la saga. Incluso al final hay un claro guiño –que no voy a desvelar –a un reciente videojuego de la saga que podría indicar también por donde podrían ir los tiros en una futura tercera entrega; si es que la hacen.

El diseño de producción es excelente, lo mismo que los efectos especiales, además de que la película no se corta en lo que a violencia y sangre se refiere. Los monstruos están de lo mas logrados, como el famoso Piramid Head, las enfermeras no-muertas –que llegan a resultar hasta sexys –, los payasos caníbales o ese estupendo monstruo-araña hecho con maniquís; sin olvidar los conejos de peluche, que también acojonan lo suyo.

Sobre el 3D, si que no puedo opinar por razones obvias. Aunque, cabe decir que la mayoría de la gente que la ha visto así, incluso quienes no les ha gustado la película, afirman que la calidad del 3D es muy buena. Sin embargo, mientras yo no lo vea con mis propios ojos, no pienso opinar sobre este asunto.

A nivel visual, la película aprueba con sobresaliente. Pero hace falta mucho mas para crear una buena película y este film, afortunadamente, lo tiene.


Puede que el guión de Bassett sea algo mas simplón y no sea tan profundo ni ambicioso como el de la primera, pero es un guión eficaz y está bastante trabajado. El ritmo no decae en ningún momento y la historia va progresando a medida que avanza la trama, manteniendo el interés en todo momento y sin que en ningún momento se haga aburrida, frente a la anterior entrega, que había momentos en los que se hacía algo pesada.

Aunque, lo que mas me ha llamado la atención es su narrativa, la cual recuerda mucho a la de un videojuego. La película, al principio, es una película normal y corriente pero, cuando la protagonista se adentra en Silent Hill, coge un estilo muy diferente, mas cercano al de videojuego, centrando casi toda la acción en su heroína, quién recorre ese mundo superando obstáculos y peligros como si fuera superando cada vez un nivel mas difícil hasta llegar al espectacular climax final.

Eso si, la película sigue teniendo estética de película. Que nadie me malinterprete y crea que me estoy refiriendo a que aquí hacen algo parecido a lo que hicieron en Doom (Andrzej Bartkowiak, 2005), con aquel plano secuencia subjetivo que recreaba completamente un videojuego en primera persona. La película sigue siendo película todo el tiempo, pero basta con fijarse bien para darse cuenta que la película tiene un parecido con los videojuegos que va mas allá de lo estético y lo argumental.

Claro, que para que esto diera un buen resultado hacía falta una actriz muy buena para el dar vida a la carismática protagonista y, desde luego, han estado de lo mas acertado. Porque Adelaide Clemens es una estupenda actriz y aquí hace un trabajo excelente, llevando de una forma impecable la mayor parte del peso interpretativo durante toda la película. Desde luego, esta chica ha sido todo un descubrimiento; al menos, por mi parte, porque a penas la conocía y ahora la voy a seguir mucho.

Los demás actores están, practicamente, de comparsa y todos quedan ensombrecidos por el trabajo de Clemens. Aunque eso no quita que también hagan un buen trabajo.

Radha Mitchell, la protagonista de la primera, hace un estupendo trabajo a pesar de su corta aparición. Lo mismo digo de los otros dos que repiten, Sean Bean y Deborah Kara Unger, que interpreta de nuevo a Dahlia, la madre de Alessa. Sobre los que debutan en la saga, destacan Kit Harington –Jon Snow en Juego de Tronos –, una irreconocible Carrie-Anne Moss como Claudia Wolf, la líder del culto, y el gran Malcolm McDowell, que da vida a Leonard Wolf –padre de Claudia –, quién demuestra que aún sigue dando tanto miedo como cuando protagonizó La Naranja Mecánica (Stanley Kubrick, 1968).



Resumiendo.

Una película estupenda, una excelente adaptación de videojuego y, sobre todo, un muy buen modelo a seguir a la hora de hacer secuelas. Michael J. Bassett termina de demostrar que es un excelente director y un muy buen guionista, a pesar de que la taquilla y las críticas no suelan acompañarle, y Adelaide Clemens que es una actriz con mucho talento a pesar de su juventud.

Yo, desde luego, he disfrutado mucho viéndola y tengo muchas ganas verla otra vez. Si algún día la estrenan en España no dudaré en ir corriendo a verla, incluso en 3D, porque vale mucho la pena pagar por ella.


Yo es que hasta la considero una de las mejores películas del año.









3 comentarios:

Nacho dijo...

Saludos, hace mucho tiempo no me metia a tu blog, y que agradable sorpresa toparme con este review.

Como tu bien dices, la mayoria, si es que no el 90% de las adaptaciones de videojuegos son pesimas, una que otra excepcion se defiende, una de esas, es la 1ra entrega de Silent Hill. A gusto personal, es la mejor adaptacion que hay, pese a tomarse ciertas libertades, usa muy bien la base del 1er juego (el cual me encanta) y entrega un buen producto, una historia que mantiene pegado y siguiendo a la madre en busca de su hija en ese pueblo maldito.

Que bueno leer que la pelicula sigue la misma linea y mejor. Comos siempre una excelente review, que lejos de destripar la pelicula en spoilers, al terminar de leerla me dan mas ganas de verla.

Saludos nuevamente y espero seguir mas seguido tu blog, estupendo como siempre.

Atte.
Nacho.

AXA dijo...

Me alegra volver a verte por aquí. Y muchas gracias. Es agradables saber que todo el trabajo invertido en este y mis otros blogs no cae en saco roto.

Me alegra también que te guste la primera Silent Hill. Cuando tenga tiempo, también hablaré de ella aquí.

Saludos.

Alejandra Sanders dijo...

Hola Axa, me la vi en el cine y no esta a la altura de la primera entrega, aunque algo me entretuvo, saludos
Traffic club,Cuentos de terror y profecias