18 de diciembre de 2013

THOR: THE DARK WORLD (2013)








  






Bueno, tras una larga temporada, vuelvo a retomar este blog. Y lo hago con una película cuya review llega un poco tarde a pesar de que la vi poco después de estrenarse en España.

Se trata de Thor: The Dark World, secuela de Thor (Kenneth Branagh, 2011) y segunda película de Marvel Studios posterior a Los Vengadores (Joss Whedon, 2012) que, junto a la ya estrenada Iron Man 3 (Shane Black, 2013) y las futuras Capitán América: El Soldado de Invierno (Anthony y Joe Russo, 2014) y Guardianes de la Galaxia (James Gunn, 2014), forma parte de la Fase 2, la cual culminará en The Avengers: Age of Ultron, la secuela de Los Vengadores, que llegará a los cines en 2015.

Volviendo a Thor: The Dark World, la película se ambienta un año después de los sucesos acontecidos en Los Vengadores. Tras regresar a Asgard, Loki (Tom Hiddleston) fue encarcelado por sus crímenes y Thor (Chris Hemsworth) lucha para proteger los nueve reinos de los invasores que los asolaban aprovechando la destrucción del Bifröst. Mientras, en la Tierra, Jane Foster (Natalie Portman) y Darcy (Kat Dennings) encuentran un lugar donde desaparecen objetos y las leyes de la física parecen haberse alterado y, mientras lo investiga, Jane entra en contacto con una extraña fuerza que parece poseerla y hacerla despedir grandes fuentes de energía.

Esta fuerza es el éter, la cual cinco mil años antes Malekith el Maldito (Christopher Eccleston) trató de utilizar para dominar el universo antes de ser derrotado por Bor, el padre de Odín (Anthony Hopkins), quién contuvo el éter dentro de una columna. Ahora que Jane ha liberado el éter y se ha convertido en su portadora, Malekith y sus Elfos Oscuros han despertado y regresan para terminar lo que empezaron. Thor se presenta en la Tierra y se lleva a Jane a Asgard, pero no consigue que los médicos asgardianos la curen y, tras un ataque a Asgard por parte de los Elfos Oscuros en el que muere Frigga (Rene Russo), Odín ordena que sea encarcelada y se prepara para un nuevo ataque que podría destruir Asgard. Thor decide entonces llevarse a Jane y enfrentarse el mismo a Malekith, pero necesita escapar de Asgard, lo que le obligará a pedir ayuda Loki, quién conoce la manera de escapar del reino.



Thor: The Dark World nos llega con cambio de director. Tras el abandono de Kenneth Branagh por problemas de agenda, Patty Jenkis (Monster) fue fichada para sustituirle. Sin embargo, esta también se fue alegando diferencias con el estudio. Según se dijo en su día, esto cabreó a Natalie Portman, quién quiso abandonar también; aunque fue obligada a quedarse por exigencias de contrato. No obstante, la propia actriz desmintió todo esto más recientemente.

Finalmente, el elegido para ocupar la silla de director fue Alan Taylor, director habitual de la serie Juego de Tronos y el encargado de dirigir la nueva película de Terminator, que llegará en 2015.

La película ha sido muy bien recibida, lo cual se ha podido ver bien reflejado en las cifras de taquilla, las cuales son bastante superiores a las de la primera, que hizo una recaudación total de 449 millones de dólares. Esta secuela, en cambio, lleva ya recaudados un total de 620 millones de dólares, cifra que va a ir aumentando. Además, en lo que respecta a la taquilla estadounidense, la película está a punto de superar los 200 millones de dólares –si es que no los ha superado ya -, mientras la primera se quedó en 181 millones.

No hay duda de que el efecto de Los Vengadores la ha beneficiado, como hizo también hace unos meses con Iron Man 3, cuya recaudación dobla a la de sus predecesoras, y seguramente hará también con las futuras Capitán América: El Soldado de Invierno y Guardianes de la Galaxia, que llegarán en 2014.

De todas maneras, la película, que ha costado 170 millones de dólares, está siendo un éxito.

Y a todo esto, ¿qué opino yo de este film?



Pues bien, la película me ha gustado mucho. Me ha parecido una película bastante buena y muy disfrutable de principio a fin. No hace falta que diga que salí de verla con un sabor de boca mucho mejor que el que me dejó Iron Man 3.

La película está muy lograda y no tengo duda alguna en decir que es superior a la primera; aunque ligeramente, ya que ambas películas están muy a la altura la una de la otra. Sin embargo, de tener que decidir cual de las dos es mejor, sin duda me decanto por esta.

Aunque Kenneth Branagh hizo un buen trabajo en la primera, el cambio de director la ha beneficiado mucho. Alan Taylor no solo nos ofrece más espectacularidad y mucha más acción, también le ha dado un toque más oscuro y, a la vez, épico; muy en la línea de la serie de la HBO para la que trabaja. Con ayuda de un estupendo diseño de producción y una muy cuidada fotografía, sin mencionar una logradísima dirección de actores, nos muestra un Asgard mejestuoso, pero ya no tan esplendoroso como en la anterior película y si mas decadente, con sus protagonistas dispuestos a sacar su lado oscuro en cualquier momento.

Las partes correspondientes a la Tierra también están mejor. Ahora la se desarrolla en Londres, por lo que ya la historia no se limita a un pequeño pueblo y un desierto, por lo que no da esa sensación de aislamiento que daba en la primera. Precisamente, es ahí donde tiene lugar la batalla final, mucho más espectacular y épica que la de la primera.

Otra cosa que he encontrado con agrado es que, después del casi aislamiento al que sometieron a Iron Man 3 con el resto del universo Marvel, aquí tenemos muchas más referencias y huevos de pascua; hasta el inesperado cameo de uno de los Vengadores a mitad de la película –bueno, no es el verdadero personaje pero, de todas formas, el actor tuvo que estar en el set para rodarlo –. Y, al final, tenemos dos jugosas escenas post-créditos finales; una de ellas con una clara referencia a una de las películas que nos vienen el año que viene –con cameos de personajes incluidos –y hasta a futuras entregas de Los Vengadores me atrevería a decir.



El trabajo de los actores también es otro punto a favor.

Chris Hemsworth vuelve a estar muy bien como el dios del trueno en la que es ya su tercera encarnación del personaje. Natalie Portman está tan maravillosa como siempre dando vida por segunda vez a Jane Foster. Tom Hiddleston vuelve a salirse como Loki. Anthony Hopkins está de nuevoa excelente Odín y Rene Russo vuelve a ser una acertada Frigga.

En general, todos los actores que repiten están a la altura de sus respectivos trabajos en la primera; algunos con una cierta mejoría. A quién mas se ha notado es a Jaimie Alexander, cuya encarnación de Sif la he encontrado muy superior a la de la primera; la cual también era muy buena.

Mención aparte merece el nuevo villano. Christopher Eccleston hace un estupendo trabajo y está realmente fantástico encarnando a Malekith el Maldito. Además, su caracterización está muy lograda.

En definitiva, Thor: The Dark World me ha gustado mucho. Como secuela supera claramente a la original, como adaptación de cómic está de lo más lograda y como película de este universo compartido de Marvel Studios vuelve a tomar la buena senda frente a ese pequeño paréntesis que fue Iron Man 3.



Desde luego, de las dos películas de Marvel Studios estrenadas en 2013, esta es sin duda la mejor y, de momento –falta todavía saber que hacen el año que viene el Capitán América y los Guardianes de la Galaxia –, es la mejor película de esta Fase 2 que culminará con la esperadísima secuela de Los Vengadores.



Sin duda, se merece el éxito que está teniendo.






4 comentarios:

Alejandra Sanders dijo...

Esta si me la vi, y estuvo entretenida
Abrazos Axa

AXA dijo...

Me alegro.

Abrazos a ti también

Alejandro Tielas dijo...

Deseando verla, porque la primera no me disgustó del todo y "Los Vangadores" me encantó.

Esperaré al Bluray, que ya falta poco.

TRAFFIC-CLUB
OCIO EN POCAS PALABRAS

AXA dijo...

Valía la pena verla en el cine, aunque espero que la disfrutes en Blu-Ray.

Me alegra que te encantaran Los Vengadores. No se si has visto la review que escribí de ella en este blog